¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
X
X

Right Click

No right click

2006-2018

Dr. D. Pedro Cabrera Navarro

Presidente

Transcripción íntegra del vídeo

Excelentísima señora doña Mercedes Roldós Caballero, Delegada del Gobierno de España en Canarias, Excelentísimo señor José Manuel Baltar Trabazo, Consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Excelentísimo señor don Antonio Morales Méndez, Presidente del Cabildo de Gran Canaria, Ilustrísimo señor don Serafín Romero Agüit, Presidente de la Organización Médica Colegial, Ilustrísimo señor don Pedro Quevedo Iturbe, Concejal de Empleo, Turismo y Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ilustrísimo señor don Conrado Jesús Domínguez Trujillo, Director del Servicio Canario de Salud.

Se ha establecido un relato histórico acerca de lo que ha sido el Colegio, a la salida tendrán un libro con los 100 años del Colegio. La Junta Directiva que presido está muy orgullosa de ser la primera Junta Directiva que se va a escribir en el libro de dentro de 100 años. De momento, yo quisiera hacer una semblanza de cómo es el Colegio actual. La pregunta de que para qué sirve el Colegio es frecuente y yo quería hablar del Colegio de nuestros días.

En el inicio de este siglo XXI, bajo la presidencia de mi antecesor, Marcos Gómez Sancho, el Colegio adquirió un modelo gerencial que él ha puesto de manifiesto en sus declaraciones, pero que ese es un momento crucial en el Colegio, donde se abandona un modelo presidencialista, un tanto artesanal y voluntarista, en el que todavía se encuentran bastantes colegios españoles. Este modelo ha dado un desarrollo institucional muy profesionalizado y que puedo afirmar que nos ha llevado a ser uno de los Colegios más activos y más innovadores de nuestro país.

Para darles una idea de qué es lo que se está haciendo en el Colegio en la actualidad, siento que tenga que abrumarles durante un minuto con muchas cifras, pero son cifras de lo que hemos conseguido en los tres últimos años.

Al colegiado se le han dado 175 cursos de los que se han beneficiado 3100 médicos y han participado 380 docentes. El Colegio, junto con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, actuando el Colegio de catalizador y de impulsor, ha desarrollado un máster que se está acabando en estos días, donde 109 alumnos han participado bajo la tutela de 45 docentes en 1.500 horas lectivas y 60 créditos europeos.

El Colegio alberga dentro de sí a 13 grupos de investigación que llevan su investigación propia y a los que en los últimos años le ha aportado más de 85.000 euros de financiación. Además, aquellas becas que se crearon hace mucho tiempo han ido aumentando. En los 3 últimos años, 116 médicos se han beneficiado de un presupuesto de más de 200.000 euros para becas de investigación y de estancia en centros de referencia.

Las organizaciones tienen con frecuencia, a pesar del momento en que estamos, mucha dificultad para acercarse a sus asociados. Lo de la cercanía al colegiado de nuestro Colegio de Médicos, se ha convertido prácticamente en una obsesión. Queremos que participen y queremos estar al día con ellos. El Colegio de Médicos de Las Palmas ha sido el primero de España que hace un año comenzó a relacionarse con sus médicos por WhatsApp. En este año ha habido 120.000 mensajes y 5.000 interacciones. En Facebook, estamos los primeros de España de todos los colegios en la relación de seguidores por número de colegiados, con 3.409 seguidores. En Twitter, hemos sobrepasado los 2.000 seguidores. Correos electrónicos se han mandado en los últimos 3 años 447 asuntos diferentes. Y la revista Orobal, de la que nos hablaba Marcos Gómez, en estos tres años ha llegado impresa a los domicilios de los médicos 70.000 ejemplares.

El corazón, el núcleo de los Colegios de Médicos, son las Comisiones Deontológicas, las Comisiones de Ética y Deontología Médica. Las comisiones son asesores de la Junta Directiva, velan hacia adentro por la buena praxis y vigilan hacia afuera el intrusismo. Es curioso, cuando leemos este libro de hace 100 años, la primera junta directiva tenía las mismas preocupaciones. Son preocupaciones que nunca se nos van a ir de la cabeza a los médicos: buena praxis de los médicos y lucha contra el intrusismo y la charlatanería. En tres años, la comisión de ética y deontología ha estudiado 106 casos.

Por otro lado, el Colegio de Médicos de Las Palmas y su Fundación tienen un tremendo compromiso social con los médicos y con sus familiares. En los últimos tres años, la Fundación del Colegio de Médicos ha empleado un millón de euros en estos aspectos, que son ayudas a médicos y familiares, de asistencia, de dependencia, de jubilación, de viudedad y de orfandad, de discapacidad, ahí dentro está también el programa PAIME, que comentaba Marcos Gómez. Tenemos ayudas educativas en todo el devenir educacional, desde ayuda a la guardería a ayuda al doctorado, pasando por enseñanza primaria, secundaria y universitaria. Hoy en día, se están beneficiando de estas ayudas sociales 238 médicos que han tenido la desgracia de necesitarlas.

Damos ayudas externas a entidades sanitarias sin ánimo de lucro. Hay 36 entidades como Cruz Roja o similares a las que ya ayudamos de una forma periódica. Estamos también muy abiertos a la sociedad, el Colegio de Médicos de Las Palmas no es un Colegio sólo y para médicos, es un Colegio para la sociedad, en la que tenemos que integrarnos y a la que tenemos que servir.

Como ejemplo de ello, hacemos jornadas de puertas abiertas dentro de nuestra institución y hemos hecho jornadas de voluntariado. Hemos ayudado a las asociaciones de enfermedades raras, hemos hecho magníficas sesiones de los componentes industriales de nuestra alimentación diaria… Es más, salimos desde el Colegio a la calle. Hemos estado aquí, en este Paseo de Las Canteras, y en el parque de San Telmo, abriendo carpas para atender a la población allí. Se han hecho el Día Mundial de la Salud, promoción de salud en EPOC, en diabetes, en apnea del sueño, en glaucoma, en melanoma, en deterioro cognitivo… Más de 30 médicos se han involucrado en estas acciones hacia la sociedad en los últimos años. 3.000 ciudadanos hemos atendido en esas carpas callejeras, 1400 pruebas diagnósticas, con 200 diagnósticos precoces.

Y como tenemos que estar en la comunidad, como tenemos que estar en la sociedad, hemos hecho un gran esfuerzo para que los medios de comunicación den una comunicación veraz, una comunicación científica, y muchos de los periodistas saben que cuando necesitan hablar de un tema, si llaman al Colegio de Médicos, va a poner a su disposición siempre un profesional que reúna un conocimiento científico muy alto y además sea un buen comunicador. En ese sentido, hemos atendido en los 3 últimos años 627 peticiones de prensa. Hemos hecho dentro del Colegio 21 ruedas de prensa y hemos dado 84 notas de prensa.

Esto ha sido quizá un poco la parte más pesada de mi intervención, pero es que puesto aquí, con este micrófono y con ustedes ahí delante, tengo que poner de manifiesto la ingente labor que se hace dentro de un Colegio de Médicos. De esta forma yo concluyo esta primera parte de mi intervención. Hay dos más, que no son tan numéricas.

Quisiera lanzar, en primer lugar, un mensaje que va dirigido a los directivos sanitarios y a la sociedad en general. Los países democráticamente más avanzados son aquellos que tienen una sociedad civil más cohesionada, más fuerte y mejor organizada. Los colegios profesionales son sociedad civil en estado puro. Su papel, reconocido en la Constitución Española y su condición de corporación de derecho público los configura como interlocutores privilegiados con la administración pública.

He de reconocer que en los últimos años, a nivel nacional, el gobierno se ha abierto a los profesionales a través de los Foros de la Profesión Médica. He de reconocer también que, a nivel local, en los últimos años, las consejerías de sanidad han impulsado lo que estamos todavía poniendo en marcha, que es el Consejo Canario de la Profesión Médica. ¿Qué es esto? Miren ustedes, no existe ningún órgano en la Administración Sanitaria Canaria que sea específicamente médico, para tratar de temas técnicamente médicos y difíciles. Los órganos en donde estamos representados los médicos, son órganos muy heterogéneos. Pues este Consejo que hemos conseguido, que estamos consiguiendo, pero yo creo que en gran parte ya se ha conseguido, de la profesión médica, aglutina a los médicos con la administración sanitaria. Por parte de los médicos, están los Colegios, están las dos facultades de medicina de Canarias y están las Sociedades Científicas Médicas.

Porque hasta ahora y todavía, yo creo que la administración se tiene que abrir más a los profesionales. Hasta ahora los médicos, en general, ya estamos cansados de muchos halagos por parte de la Administración, de que somos los mejores, que somos muy buenos, que como nosotros hay pocos, pero en la actualidad, después de tanto halago, se nos pedía poco consejo, se nos oía poco. Los médicos están, estaban, cansados de que siempre se nos invoque y casi nunca se nos convoque. Ojalá esta seña que estamos viendo en la actualidad sea un paso fructífero.

Dentro de las organizaciones, en general, tal como se enseña en las escuelas de negocio, la división, el departamento que se relaciona directamente con los ciudadanos, con los clientes, con los usuarios, se conoce como el núcleo operativo. Sus miembros suelen tener una formación muy limitada de su sector. El verdadero conocimiento está a unos niveles más altos de su estructura orgánica. Pongamos como ejemplo, para entendernos bien, el mundo del automóvil. Su núcleo operativo son los vendedores, que tienen el conocimiento justo de lo que están vendiendo, el verdadero conocimiento lo tienen los mecánicos de la empresa y, por encima de ellos, los ingenieros. Precisamente aquellos que no contactan directamente con los clientes. Sin embargo, en las organizaciones sanitarias, el mayor conocimiento, la base de la pirámide, el núcleo operativo, el que trata directamente con los ciudadanos, es el médico, es algo así como si los compradores de coches negociaran con los ingenieros que los diseñan.

Es por esto que los conceptos básicos empresariales, en muchas ocasiones, difícilmente funcionan en el mundo sanitario. Además, el trabajo del médico es demasiado complejo para poder ser supervisado por directivos y analistas. Por otra parte, los médicos suelen sentirse más identificados con su profesión que con la organización en la que trabaja. Y por si fuera poco, el médico tiene una mirada individual, individual no hacia sí mismo, individual hacia el prójimo. El médico siempre habla de mi paciente, de mi enfermo, mientras que la organización sanitaria, obligatoriamente, ha de mirar hacia grandes grupos, a grandes colectivos, y hablarán de pacientes con ictus o de pacientes con cáncer de mama. Los gestores y clínicos han de ser respetuosos con las ideas de ambos, ideas diferentes que no quiere decir que sean contrapuestas, y han de alcanzar un mínimo de acuerdo entre sus valores para que los hospitales y las organizaciones sanitarias sigan avanzando. Esta alianza sólo se alcanza a través de la gestión clínica, que es, antes que nada, un modelo de implicación, no es un modelo técnico ni es un modelo formativo.

Justo en este sentido ha estado trabajando el Colegio de Médicos de Las Palmas con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para crear el máster que les comentaba en gestión de unidades clínicas. Lo que quiere el Colegio de Médicos de Las Palmas es que en pocos años se constituya una masa crítica de médicos que aborden la sanidad con un concepto alto en gestión para tener un mundo mejor para nuestros pacientes.

Y ya termino con un mensaje institucional que quiero darle a los médicos. Año tras año, la encuesta del CIS, el centro de investigaciones sociológicas, coloca a los médicos como la profesión más valorada de España y la carrera de medicina como la carrera más aconsejada por los padres españoles a sus hijos. El listón lo tenemos muy alto y con frecuencia es más difícil mantenerse que conseguir el liderazgo. Para seguir en este puesto, los médicos tenemos que exigir cambios continuamente, el mundo sanitario es un mundo tremendamente dinámico. No nos podemos quedar quietos, tenemos que exigir cambio y tenemos que exigirnos cambios a nosotros mismos, tenemos que comprometernos siempre por la excelencia en la atención al paciente, la razón última de los Colegios de Médicos es la defensa del acto médico. Una escena en la que un paciente pone toda su confianza en su médico y este, su médico, está obligado a responder con humanismo y ciencia. Esta respuesta se llama profesionalismo médico. El Colegio de Médicos de Las Palmas se ha implicado también en el profesionalismo médico con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y somos profesores de profesionalismo médico en la Universidad en una asignatura que figura en su plan de estudio.

Somos miembros de la Junta Directiva del Colegio de Médicos en la actualidad. Llevamos seis años impartiendo profesionalismo médico y ¿qué es lo que enseñamos ahí a los estudiantes de medicina? No se les enseña medicina, se les enseña a ser médico. El profesionalismo médico no es más que una especie de contrato moral entre la profesión médica y la sociedad. Si antes decía que los médicos, el núcleo operativo del sistema sanitario, se debe relacionar hacia arriba con sus dirigentes a través de la gestión clínica, debe de hacerlo hacia abajo, hacia sus pacientes, a través del profesionalismo.

Hoy, más que nunca, los médicos han de asumir que su primera lealtad es para su enfermo y junto con ellos tenemos que ser coprotagonistas de la asistencia sanitaria. No renuncien nunca a la independencia profesional, defiéndanla con uñas y dientes y con tolerancia cero frente a aquellos que quieran atentar contra lo que son las bases de nuestra profesión: el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes. Recibirán injerencias por muchos frentes, por industrias farmacéuticas, por administraciones públicas o privadas, o incluso desde otras profesiones sanitarias. Injerencias, ninguna, colaboración, toda. Las relaciones con nuestras organizaciones, tanto profesionales como laborales y asistenciales, han de basarse en el respeto, la lealtad y la colaboración mutua, porque el día en que los médicos se conviertan en técnicos asalariados, que simplemente cumplan con un oficio bajo la mirada atenta de un patrón, en ese momento, los médicos dejaremos de ser médicos. Muchas gracias por su atención.

X

Right Click

No right click